domingo, 4 de agosto de 2013

Al fin del infinito.

Si no fuera por lo qué sé
te diría lo que siento
lo gritaría al viento
con locura y vehemencia
no habría más silencios
de los que eternizan las palabras
sentiríamos los ruidos de la vida
los más hermosos,
los que nunca escuchamos
Si no fuera por lo que sé
Mi vida sería más entera
más vívida, más intensa
sería maravillosamente eterna
eterna porque volaríamos
al fin del infinito
en un viaje solos
hasta encontrarlo
te aseguro mi vida
que allí no nos quedaríamos
porque no habría finitud
ni apariencias, ni momentos
que no dejaran que se extienda la vida
junto a tu cuerpo el mío

tu cuerpo y el mío...mi vida
tan lejanos pero tan nuestros
tus caricias que en el mío quedaron
mi pasión en tu piel, en tu deseo
pero ésto pasaría
si no fuera que lo sé...













3 comentarios:

  1. A veces el amor tiene sus sombras, esas que no se delatan porque podrían dañar los sentimientos. Quizás soñar con esa plenitud en el amor sea suficiente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lumi! qué lindo tu comentario. es verdad...a veces sólo nos queda soñar...un gran abrazo y gracias nuevamente!

    ResponderEliminar
  3. Hola Lumi, siempre me quedé pensando en tu comentario que agradezco infinitamente y mi reflexión es que el amor si es amor no tiene sombras y cada historia es diferente a otra, porque cada ser humano lo es también, hasta el punto que a veces ni siquiera nosotros mismos conocemos en profundidad la nuestra.Los sentimientos no dañan o sí, dependerá del caso...escribo mucho del amor, dentro de mis límites, pero escribo de un amor del alma con renuncia pero con sueños de vivirlo alguna vez y lo terrible es que no se luchar por quien amo ¡Gracias y besos!

    ResponderEliminar

Esperamos tu comentario con agrado...

Salvatore Donadío

Videos

Loading...