domingo, 26 de mayo de 2013

Sonata Claro de Luna de Beethoven


                                                                           


La sonata Claro de Luna , de Beethoven,  fue escrita casi al finalizar su vida, siendo una de las creaciones más importantes de este compositor.

Una historia nos cuenta  que una noche, Beethoven  y un amigo, caminando por las calles de Bon, en uno de sus barrios más precarios escucharon música muy bien interpretada, que se oía que provenía de  una de las casas. Beethoven ingresó a ese lugar impulsivamente, sin anunciarse, y  encontró una habitación muy humilde, un hombre joven trabajando como zapatero y una  mujer, casi niña, sentada a un viejo piano. Su mayor sorpresa fue cuando él y su amigo, advirtieron la ceguera de la joven mujer.



                                                                           

Beethoven, un poco desorientado, se disculpó, y explicó que había quedado tan impresionado que quería saber quien era la persona que estaba tocando tan maravillosamente.  Luego, le preguntó a la joven donde había aprendido a tocar el piano ya que había quedado impactado y ella le contestó con mucha naturalidad, que había tenido una vecina que practicaba las obras del Gran Maestro Beethoven cuando estudiaba música;  y que gracias a ella había aprendido de tanto escucharla. Beethoven emocionado por el relato de la muchacha, tocó así,  los primeros acordes de la Sonata Claro de Luna.
Llorando sin poder parar, la niña le preguntó si era el gran Maestro, Beethoven asintió y decidió tocar para ella...en ese instante, la luz de la vela que los alumbraba se apagó, Beethoven se dirigió a abrir la ventana y la habitación se iluminó plenamente con la luz de una hermosa luna...e improvisó una sonata a la luz de la luna”: la magnífica composición posteriormente conocida...







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario con agrado...

Salvatore Donadío

Videos

Loading...