miércoles, 20 de febrero de 2013

Irresistible

 
 

Lo ví y me atrajo inmediatamente, su brillo me cautivó. Mis labios palpitaron y un sudor corrió por mi cuerpo. No era un momento para tentaciones, ya no, el equilibrio había llegado a mi vida, hasta que lo encontré. Su prestancia, su cuerpo, su porte llamaron mi atención inevitablemente. Hacía mucho tiempo que no vivía una experiencia así y no estaba preparada a revivirla pero algo me retenía y no sabía por qué o sí...

Sabía que sería una fuente de energía difícil de imitar... Su tonicidad manifiesta tanto en niveles físicos, como psíquicos, atrapaban mis sentidos.

Pensé que sería terapéutico para mi ansiedad, mi tensión emocional y que me estabilizaría.

No lo pensé más, lo saborée una y otra vez...era perfecto, soñado, único en su calidad y especie.

No lo dejé hasta marearme, me zambullí en su fragancia. Un momento increíble. No sabía si volvería a vivirlo. Pero llegó el final, él ya estaba en mí. Ya no dudaba en que querría volver a sentirlo.

Era evidente su erotismo...estas propiedades se expresan mejor cuando la calidad del producto es excelente. Sensual, avasallante, llegó a fibra más íntima. ¡Esta copa de vino trajo un justo equilibrio a mi mente y a mis sentimientos!

2 comentarios:

  1. Exquisito.
    Felicitaciones.
    DALIA BLANCA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Walter- Dalia Blanca- sólo es un intento en mi aventura de escribir y cuando encuentro escritores calificados como vos que leen mi blog...me alegra el alma. Un fuerte abrazo amigo!

      Eliminar

Esperamos tu comentario con agrado...

Salvatore Donadío

Videos

Loading...