viernes, 22 de febrero de 2013

Lazos que no unen



Cuento corto y adulto de una historia de vida

Érase una vez una familia muy unida que vivía en una casita con tejas rojas, un jardín con rosales y mucho amor en el hogar. Un día papá y mamá dijeron a sus hijos que fueran unidos toda la vida pero fue justamente la vida la que no quiso que fuera así. Hubo vueltas y vueltas, encuentros, desencuentros y tal vez, sólo tal vez, amor, pero en los descansos del camino, la dirección variaba y nunca se volvían a encontrar…pasaron los años, pasó la vida…obstáculos difíciles de enfrentar, falta de capacidad, de paciencia o tal vez personalidades muy distintas que forjaron actitudes de vida diferentes y prioridades que nunca los unía en el amor.

Llegó un día, el de hoy, que esa familia que vivía en una casita de tejas rojas, no se habla, no comparte, porque olvidaron todo lo que habían aprendido….tal vez se dejaron de querer, tal vez todos cambiaron tanto que ya no saben quienes son…todos aprendiendo a vivir... sin embargo llegó el olvido y la tristeza de que aquello tan lindo que se vivia bajo aquellas tejas rojas y que tuvo su final allí, quedando dentro de esa casa para siempre... porque los lazos que los unían no fueron suficientes para el amor…



Fuente de la Imagen

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario con agrado...

Salvatore Donadío

Videos

Loading...